En Abril del 2019 el gobierno aprueba un nuevo real decreto 244/19, en el cual se ponen las bases para impulsar el autoconsumo en España.

Las medidas a destacar son la eliminación del llamado «impuesto al sol», la compensación por los excedentes eléctricos sobrantes de las instalaciones fotovoltaicas y regular el autoconsumo compartido. Esto sumado a que los sistemas fotovoltaicos son cada día más rentables gracias a la reducción de los precios del material fotovoltaico en contraposición al aumento constante de la factura eléctrica y el descuento del IBI en algunos ayuntamientos. Crea un clima idóneo que favorece el uso de esta energía limpia.